Salón del mueble 2019

La edición número 58 del salón del mueble en Milán, ha finalizado con un balance muy positivo tanto en términos de participación como en términos de calidad de las relaciones comerciales y negocios cerrados. Testimonio del poder de atracción son los más de 380.200 visitantes durante los 6 días de feria. Visitantes de más de 180 diferentes países lograron un aumento del 12% con respecto a la pasada edición en el año 2017.

Para nuestro recorrido en la feria, fijamos cuatro frentes en los que prestaríamos especial atención para transmitir lo vivido en el evento y comunicar las tendencias de la mejor forma.

Formas: Las bases giratorias han tomado un nuevo aire dentro de su misma morfología. Encontramos que estas bases están tomando formas más rectas y planas dejando de lado la composición piramidal tradicional aportando mayor simetría en la composición. Se observó una fuerte tendencia de aplicación de tejido con diferentes materiales y tramas mayormente usado en espaldares, esto le da un mayor nivel de apreciación al componente artesanal de las sillas, poltronas y sofás. En cuanto al segmento Soft Seating; el común denominador continúa siendo las propuestas modulares, con formas geométricas y orgánicas, conectividad y fácil movimiento para que el usuario pueda explorar su creatividad.

Colores: Los colores pasteles y grisáceos marcan fuerte tendencia; colores que evoquen el hogar inspirados en el otoño son los elegidos para crear ambientes acogedores. Estas paletas aportan tal versatilidad que permiten combinar un color fuerte y enérgico con un color frio como el gris. Hablando de estructuras; el amarillo, el dorado y el blanco son los mejores aliados para combinar estas paletas. Son colores neutros que brindan equilibrio a los diseños.

Materiales: La madera sigue jugando un papel importante en los diseños de bancas, sillas, poltronas y por supuesto, mesas. La madera está siendo lo menos intervenida posible para conservar la esencia natural del material y generar un contraste interesante con los textiles de los tapizados.

Como novedad, podemos decir que las sillas multipropósito con estructura completa en cromo ha sido una verdadera innovación para esta tipología, ya que solo se había contemplado para las estructuras. Este material ha sido reconocido por dar un nivel superior en cuanto a elegancia a las sillas que lo incorporan y combinado con textiles y maderas puede ser una propuesta totalmente disruptiva.

Complementos: Materas, lámparas y paneles acústicos. Los accesorios que funcionaban como objetos de decoración han evolucionado para convertirse en elementos totalmente funcionales y en algunos casos muy necesarios. Hemos recalcado a través de nuestra experiencia la importancia de las plantas en ambientes de trabajo; pues Gaber ha lanzado en la feria unas propuestas realmente innovadoras; materas colgantes que en amplios espacios permiten incluir plantas de gran tamaño y de diferentes alturas.

En cuanto a los paneles acústicos, se están introduciendo en el mercado como un elemento importante que mejora notablemente la reverberación en los espacios y que gracias a la versatilidad de sus diseños permiten modular, decorar y mover según sea la necesidad.

Queda comprobado con esta feria que la cultura empresarial, las brillantes habilidades italianas y la capacidad de trabajar en equipo, son la combinación infalible para exponer de la manera más acertada las nuevas tendencias en el campo del mobiliario.

Con información de: https://www.salonemilano.it